Por una celebración de Fiestas Patrias saludable

Falta poco para celebrar Fiestas Patrias, festividad que es es sinónimo de juntas familiares y con amigos. Se calcula que una persona puede subir entre 2 y 5 kilos en estas fiestas. Si no queremos quedar con esos kilos de más, lo ideal es controlar la cantidad de calorías que se ingieren.

Algunas recomendaciones para tener un 18 de septiembre más saludable son:
• Preferir carnes magras, como lomo liso, asiento o posta rosada, en vez de cerdo o cordero, que contienen más grasa.
• Preferir carnes blancas, la más saludable es la pechuga de pollo.
• Elegir mayonesa 0% grasa.
• Empanada de horno en lugar de frita.
• Acompañar con verduras crudas, cocidas o también asadas en la parrilla.
• No incluir papas con mayonesa ni choclo, que tienen alto contenido calórico.
• Reemplazar el azúcar por endulzante en las preparaciones.
• Para el postre, preferir frutas.
• Reemplazar bebidas azucaradas por bebidas o jugos sin azúcar.
• Preferir vino o espumante antes que destilados, que contienen más calorías.

Además, no por estar en días de celebración, se debe desordenar los horarios de alimentación. Estas alteraciones, pueden llevar a comer más y menos sano. Y hacer deporte también es una buena combinación.

Antes de elegir el menú, hay que saber cuántas calorías se ingiere por alimento:
• Empanada de horno: 600 kcal
• Empanada frita de carne (100 g): 347 kcal
•  Choripán (sólo marraqueta con longaniza): 339 kcal
• Carne magra (250 g): 175 kcal
• Anticuchos (carne, pollo, verduras): 255 kcal
• Pollo (200 g): 240 kcal
• Cerdo (200 g): 560 kcal
• Cordero (200 g): 520 kcal
• Longaniza (150 g): 582 kcal
• Ensalada chilena (126 g): 76 kcal
• Ensalada de lechuga (50 g): 31 kcal
• Papas con mayonesa (170 g):273 kcal
• Mote con huesillo (con azúcar): 330 kcal
• 1 copa vino tinto: 70 kcal
• 1 vaso chicha: 50 kcal

Pero estas fechas no sólo implican riesgo de subir kilos, sino también de sufrir intoxicaciones, tanto por comer y beber en exceso, como por ingerir alimentos que no han sido preparados de forma adecuada ni con la higiene requerida. Por eso, si se va a comer afuera, se debe tener mucho cuidado con eso.

Si la intoxicación es leve, la especialista recomienda hidratarse con agua cocida, hacer una dieta líquida, consumir algún antiespasmódico y cuidarse durante algunos días. En tanto, si las molestias son intensas, podría tratarse de una gastroenteritis, pancreatitis o cólicos a la vesícula, cuadros clínicos que hacen necesario asistir a un centro médico y consultar con un experto, pudiendo llegar a requerirse hidratación vía endovenosa.

Reserva tu Hora

Reserva tu Hora

Para consultas y reservas de horas no dudes en ponerse en contacto con nuestro call center.

45-229 0400

45-264 2220

Envíanos un mensaje por WhatsApp y te devolveremos el llamado a la brevedad.